Sainte-Anne: naturalmente sensacional

A menos de una hora de la fabulosa ciudad de Quebec, la naturaleza se vive al máximo: la vida transcurre —al ritmo de las estaciones— alrededor del monte Sainte-Anne y en las márgenes del río San Lorenzo.

Vacaciones en Quebec, el corazón francés de América

La ciudad a la orilla del río San Lorenzo no ofrece más que lo mejor del antiguo mundo combinado con el moderno: calles empedradas ideales para andar en bicicleta, edificios amurallados repletos de galerías y la mejor oferta culinaria en Canadá dentro de edificios del siglo XVI.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido