Málaga romántica: vacaciones en pareja

La capital de la Costa del Sol posee atractivos para todos los viajeros, y en especial para los lunamieleros: amantes de la historia, de la arquitectura y del arte, o aventureros en busca de sol, mar y los deleites de la buena mesa.

Gabriela Damián

FLORES, ARENA Y MAR

Bañadas por el Mediterráneo, las playas de Málaga son las más populares de la Costa del Sol. La Malagueta es la más cercana al centro, con aguas tranquilas, ideal para un chapuzón en familia, pues cuenta con todos los servicios.

Getty Images

San Julián, al norte, ofrece campos de golf y futbol para los más activos, mientras que en el Balneario de los Baños del Carmen, los románticos contemplan las mejores puestas de sol de la bahía. La playa del Peñón del Cuervo está animada por las delicadas flores color lila de la siempreviva malagueña.

 

SABOREAR LA DIETA MEDITERRÁNEA

La rica gastronomía malagueña se resume en tres componentes: mar, sierra y aceite de oliva. Las ensaladas malagueñas combinan todos sus sabores al unir cítricos, vegetales y bacalao.

Entre los platillos tradicionales destacan las almejas en salsa, los boquerones malagueños fritos, las sardinas espetadas en una caña a las brasas y las berzas —coles— con ternera y tocino.

Getty Images

En el Centro Histórico hay más de 300 restaurantes que también ofrecen una muestra de otros grandes representantes del arte culinario malagueño: los pasteles y los helados. Para probar el vigoroso vino de Málaga hay que acudir a un bar legendario: El Pimpi, a unas calles del Museo Picasso. Grandes barriles cubren sus paredes, llenos de los autógrafos de las celebridades que lo han visitado.

 

DE COMPRAS

Málaga posee centros comerciales donde el visitante hallará lo último y lo mejor de la moda, al tiempo que se puede disfrutar del sabor local en pequeños comercios familiares que conviven sin problemas con las boutiques de jóvenes diseñadores de ropa y accesorios: por ejemplo, la Cerería Zalo, una tienda de cirios, velas y artículos religiosos que lucen en todo su esplendor la víspera de Semana Santa, es un viaje sensorial a la España de las cofradías.

Getty Images
Getty Images

También es conveniente sacar partido de los clásicos malagueños (artículos de piel, cerámica y zapatos) en tiendas legendarias, como Nicolás, la zapatería sevillana preferida, o quizá los productos deli de La Mallorquina, donde además de los ricos quesos y charcutería —la elaboración de fiambres y embutidos—, se puede adquirir el dulce vino característico de Málaga, elaborado con uvas Moscatel y Pedro Ximénez. El paseo por los escaparates de la Calle Marqués de Larios se disfruta más saboreando un helado de Casa Mira, que lleva alrededor de ocho décadas sirviendo delicias.

 

UN PASEO ENTRE SIGLOS

El Casco Histórico y sus alrededores son un auténtico viaje por el tiempo y las culturas. Su primer punto es la Catedral de la Encarnación de Málaga, construida en el siglo XV con una bella estampa renacentista. Se le conoce como “La Manquita”, pues una de sus dos grandes torres nunca fue terminada. Tiene primorosos jardines interiores y un patio de naranjos que recuerda a los de las mezquitas.

A unas calles, al pie del monte, se levanta la Alcazaba, un palacio del siglo X construido sobre los restos de una ciudadela fenicia, con techos mudéjares tallados a juego con las cerámicas árabes y los mosaicos romanos.

Getty Images
Getty Images

A unos metros se encuentra el gran Teatro Romano, construido en el siglo I, con su graderío y escenario de piedra en perfectas condiciones. El antiguo barrio de La Coracha sube por el monte Gibralfaro hasta una fortaleza árabe desde cuya torre se disfruta una gran vista.

 

LA MÁLAGA DE PICASSO

Justo enfrente del Teatro Romano se encuentra un palacete renacentista del siglo XVI, sede del Museo Picasso, que reúne más de 200 obras del artista malagueño, pinturas, grabados y esculturas. Entre las palaciegas Casas de Campos de la Plaza de la Merced destaca otro bello edificio del siglo XIX, lleno de balcones, donde nació el pintor y pasó sus primeros años.

Getty Images

Transformado por completo en museo, posee una colección de 2,000 obras de más de 400 artistas, entre las que destacan bocetos y piezas de cerámica realizadas por el creador del cubismo.

Playas bañadas por el Mediterráneo, historia apasionante, arte de vanguardia, sabores únicos y una escena de compras única: ¿qué más necesitas para enamorarte en Málaga?

México: todo un paraíso

En esta ocasión te presentamos los cuatro destinos de playa más emocionantes de México. Los Cabos, Puerto Vallarta, Acapulco y Cozumel tienen personalidad propia y un encanto natural. Sus habitantes, además, entienden a la perfección cómo consentir a los viajeros. Es una fórmula insuperable.

Santiago de Chile: un destino para amantes del devaneo urbano

Chile es un país con una enorme diversidad de paisajes y, Santiago, su capital, es un emblema de ello: una ciudad inmensa donde se encuentra de todo para todos.

Colombia: un paraíso para todos los gustos

Un mar tan brillante que parece un joyero, impactantes palacios coloniales, la síntesis de la naturaleza y la arqueología, el alma del café más aromático y la verdísima selva amazónica. Todo eso —y más— es Colombia.

Nada más mexicano que Jalisco

El estado de Jalisco guarda la esencia del México más clásico, entre antiguas haciendas tequileras, paseos en tren y la más auténtica música de mariachi.

Ocho actividades en Ocho Ríos, Jamaica

La paradisiaca ciudad de Ocho Ríos, al norte de Jamaica, es el destino turístico más importante —y delicioso— de la isla.

Fotogalería: Río de Janeiro

La llaman Ciudad Maravillosa por la combinación de clima, naturaleza, cultura, deportes y fiesta. Es, también, una de las urbes más cosmopolitas de Latinoamérica.

Vive República Dominicana con Todo Incluido

Una de las ventajas del Plan Todo Incluido es que sabes exactamente cuánto gastarás en tus vacaciones desde que las empiezas a planear. Viajemos juntos a República Dominicana y conozcamos sus principales atractivos, sin rebasar el presupuesto.

Fotogalería: Toronto

¿Listo para confirmar unas vacaciones inolvidables en Toronto?

Toronto, Canadá: escapadas de campo y ciudad

La ciudad más grande de Canadá impresiona por sus construcciones, museos y vida relajada. Aunque la actividad urbana es imparable, tiene grandes atractivos naturales en su territorio. Te invitamos a experimentar el Toronto natural y el citadino.

Japón, islas del sol naciente (segunda parte)

Pocos países con tan pequeña extensión territorial tienen una riqueza cultural tradicional única y tal belleza natural.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido